¿Qué es la próstata?

Es una glándula que se encuentra debajo de la vejiga de los hombres y es la encargada de producir el líquido seminal.

El cáncer prostático provoca que un crecimiento descontrolado de las células prostáticas ocasionando por la inflación una presión sobre la vejiga y la uretra impidiendo la salida normal de la orina. Los tumores prostáticos o cáncer de próstata son la segunda enfermedad más frecuente en hombres luego del cáncer de pulmón. Está es una enfermedad curable si se detecta a tiempo, de lo contrario puede propagarse a otras partes del cuerpo y ocasionar la muerte.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Estos están determinados por el rango de edad, esto quiere decir que, la probabilidad de tener un tumor prostático aumenta a partir de los 50 años. Según especialistas, la inactividad física, Obesidad, el tener parientes que padecieron tumores prostáticos, si el individuo es de descendencia afroamericana y tiene antecedentes con el consumo o adicción al tabaco se convierte en una persona propensa a padecer de CA de próstata.

Entre los síntomas más comunes que se muestran cuando un paciente esta lidiando con un cáncer de próstata es la dificultad cuando empieza a orinar lo que va seguido de un flujo de orina débil, o por momentos interrumpidos. Debido a esto, el individuo hace micción muy frecuente especialmente por las noches y generalmente nunca vacía la vejiga por completo. Por otro lado, suele ver sangre al orinar o eyacular y siente un dolor persistente en la espalda, caderas o la pelvis.

Si ha sido afectado por alguno de estos síntomas, debe dirigirse a un urólogo de inmediato para que él le aplique una de las tres pruebas para detectar el cáncer de próstata. Estas pruebas son el tacto rectal que es donde el profesional de salud procede a palpar el recto con un dedo enguantado para evaluar el tamaño, la forma y la dureza de la glándula prostática, dicha prueba es la más efectiva.

También, está la prueba del antígeno prostático específico (PSA, sustancia producida por la próstata) que mide los niveles de PSA en la sangre los cuales tienden a elevarse cuando está presente un cáncer de próstata. Por último, está la ecografía trans-rectal lo cual refleja el estado interno de la próstata.

Prevención

Esta enfermedad presenta unos síntomas silenciosos que tardan muchos años en manifestarse, por eso se recomienda a los hombres que si tienen más de 40 deben de llevar una dieta pobre en grasas saturadas, rica en frutas y verduras. Asimismo, realizar actividad física regular, mantener el peso adecuado de acuerdo a su estatura, someterse a los estudios médicos de forma frecuente para detectar los tumores prostáticos a tiempo y disminuir los casos lamentables.