¿Qué es el cáncer de cuello uterino?

Este cáncer se desarrolla cuando las células del Cérvix (Cuello de la Matriz) comienzan a desarrollarse descontroladamente y se expanden hacia otros órganos.

¿Cuáles son las causas?

Alguna de las causas por las cuales se aumenta el riesgo de padecer cáncer cervical esta la promiscuidad sexual, es decir, tener encuentros sexuales con múltiples compañeros; otro punto determinante es que si la pareja masculina haya tenido muchas compañeras sexuales ya sean presentes o pasadas se constituye un riesgo para la mujer. Asimismo, el inicio temprano en las relaciones sexuales, un elevado número de partos, el uso prolongado de anticonceptivos orales, tabaquismo, entre otros.

¿Cómo prevenirlo?

La mayoría de las muertes causadas por este cáncer pueden ser prevenidas practicándose una prueba para detectar o encontrar el cáncer en forma temprana. El principal método es una citología vaginal o Papanicolaou la cual se aplica cada 6 meses si es muy activa sexualmente o de lo contrario anual. Esta prueba no debe causar ningún temor puesto que no causa ningún dolor, aunque puede producir cierta comezón o presión por lo cual el médico le indicara que se relaje para evitar cualquier molestia.

ALERTA

Muchas veces los cambios pre-cancerosos y canceres tempranos del cérvix no causan dolor u otros síntomas. Cuando la enfermedad empeora puede observarse un sangrado anormal a través de la vagina en periodos diferentes a la menstruación o después de la menopausia. Asimismo, dolores en el bajo vientre, se presenta un aumento del flujo vaginal y pérdida de peso sin razón aparente.

Los procedimientos y medidas de prevención del cáncer cervico-uterino mencionados anteriormente con cosas que deben mantener alerta a las mujeres sexualmente activas. Para de esa forma poder detectar a tiempo este tipo de cáncer y así puedan ser curadas/controladas cuando aún hay remedio. De lo contrario, seguirá siendo el segundo tipo de cáncer que cobra más vidas entre las mujeres a nivel mundial.